User:Tezcatl/RevistaF-Latam/ReleaseEarlyReleaseOften

From FedoraProject

Jump to: navigation, search

Esta es una traducción para la Revista Fedora Latam, del artículo: "Can rapid prototying work for your creative project?" por Jonathan Opp (en el portal OpenSource.com)

Contents

Publica pronto, publica frecuentemente

La comunidad en torno al software libre tiene una frase para el principio del desarrollo ágil de prototipos: "Publica pronto, publica frecuentemente". La teoría es algo como: «No esperes hasta que un proyecto sea perfecto para compartirlo. Mejor, sigue liberando tu trabajo de modo que más personas puedan conocerlo, expresar sus reacciones, encontrar errores, y mejorarlo.

¿Pero funciona ese principio también en un entorno creativo? Las ideas son frágiles. Su mérito es juzgado a menudo no sólo por la idea en sí, sino por la calidad de su ejecución. A menudo necesitan protegerse sólo para que lleguen a ese punto. Todo lo que se necesita es un negativista que le meta la pierna, para hacer que su idea tropiece.

A menudo nuestra tendencia es no compartir una idea hasta que esté lista. Pensamos que otra ronda más de revisiones le dará una mejor oportunidad de tener éxito. O nos preocupa que alguien robe nuestra idea y la mejorará antes de que nosotros podamos. Así que la mantenemos en reserva.

El modelo de desarrollo de código abierto funciona diferente. El modelo nos ha enseñado que tu proyecto tiene su mejor oportunidad de éxito si cuidas de tus usuarios, y sobre todo si construyes una comunidad de participantes alrededor de tu proyecto.

Aún en un entorno creativo, las más tempranas etapas de un proyecto pueden ser justamente el mejor momento para compartirlo. Éstas son unas cuantas razones del por qué:

La meta de un proyecto no es tan solo su adopción, sino la participación.

Cuando un proyecto brinda la sensación de que está bastante pulido, se vuelve mucho más difícil para potenciales colaboradores encontrar «su» lugar, en el que puedan participar. Se siente como que el trabajo ya está hecho. Es mucho menos intimidante involucrarse en un proyecto donde es evidente que hay un lugar para contribuir con mejoras.

El principio de rápido desarrollo de prototipos es particularmente adecuado para un modelo de desarrollo de código abierto, porque una de nuestras metas clave es construir una comunidad de personas trabajando para mejorar tu aplicación.

Presentar una obra donde hay espacio para mejorar, la gente podría, simplemente sentir la necesidad de mejorarlo.

Si esperas hasta que un proyecto sea perfecto, no solamente podría ser demasiado tarde, sino que podría nunca ocurrir en absoluto.

Hoy, la gente está creando y compartiendo a un ritmo muy veloz. Es posible que para cuando un proyecto se pueda considerar perfecto, el mundo simplemente ya no es el mismo.

Lo importante no es solamente la idea del día de hoy, sino la capacidad de crear y recrear en entornos continuamente nuevos y cambiantes. En esta era la moneda de cambio se basa en el flujo de trabajo bien hecho, no solamente en un trabajo individual por sí mismo. De modo que necesitas mostrar tu trabajo una y otra, y otra vez.

También necesitas un flujo intenso de ideas que permitan a las menos aptas fracasar y a las mejores prosperar. Y así llegamos a porque...

Prototipos tempranos ayudan a los proyectos a fracasar más rápido.

A menudo se necesita una perspectiva externa para ver el mérito real de una solución. Quienes experimentan una idea por primera vez, ayudarán a ofrecen un punto de vista distinto --uno que puede llevar tu proyecto a fracasar más rápido o el que puede conducirte al próximo salto creativo.

Como Robert Sutton, autor y profesor de ciencias de la administración e ingeniería en la Escuela de Stanford de Ingeniería ha dicho: "La verdad es, que la creatividad no es tanto acerca de un talento salvaje como lo es acerca de la productividad. Para hallar unas cuantas ideas que funcionen, necesitas probar montones que no lo harán. Es un simple juego de números."

Producir y publicar más trabajo no sólo mejora tus oportunidades para el éxito, sino ayuda a que las ideas y proyectos que están destinadas a fracasar, fracasen más rápido. O como lo dijo Tomás Edison: "No he fracasado. Tan solo encontré 10,000 maneras en que no funcionará." Cada fracaso te lleva un paso más cerca del éxito.

Cuando te aventuras en lo desconocido para resolver un problema creativo que por definición no ha sido resuelto antes, necesitas esperanza. Y entonces pasamos a porque...

Los Hitos de un proyecto hacen buenos motivadores.

Mostrar el progreso es satisfactorio. Establecer hitos te permite mirar atrás y apreciar cuan lejos has llegado y comprobar cuanto has aprendido a lo largo del camino. Si es necesario, también es un buen momento para cambiar de dirección.

Para grandes proyectos que podrían tomar meses o incluso años, los hitos proporcionan pruebas de que hay avances. Estos podrían simplemente impulsar la esperanza y confianza para continuar. Los hitos también sirven para inspirar a los voluntarios, sean pagados o no, quienes están brindando su tiempor y energía al proyecto.

En su libro enciclopédico acerca de la sabiduría de los negocios: "The Little Big Things: 163 Ways to Pursue Excellence" ("Las pequeñas grandes cosas: 163 maneras de conseguir la excelencia"); Tom Peters nos impulsa a "Dominar el arte de establecer hitos." Nos cuenta una historia acerca de gastar un dinero extra en una nueva cinta de correr, principalmente porque mide distancias con precisión de tres puntos decimales en lugar de dos. Él anhela un progreso medible constantemente. Todos lo hacemos.

Argumenta que todos los hitos son importantes, no importa que lo trivial o repetitiva de la tarea. Pero sugiere buscar la parada perfecta, el lugar maravilloso --uno substancialmente digno de importancia, que amerite una real satisfacción para la gente que lo alcance, y demostrar un avance completamente real.

Prototipos de rápida entrega conduce a clientes y parroquianos al interior del proceso.

En uno de mis libros favoritos acerca de la creatividad y la publicidad, "It’s Not How Good You Are, It’s How Good You Want to Be" (No es que tan bueno eres, sino que tan bueno quieres ser."), Paul Arden ilustra el punto del desarrollo de prototipos cuando se diseña para cliente: "Diseños en bruto venden mejor la idea que los más pulidos."

En otras palabras, diseña sin nada que temer.

"Si muestras a un cliente un diseño casi terminado, probablemente lo rechace. O hay demasiado de lo cual preocuparse, o hay demasiado poco para preocuparse. Ambas sin igualmente malas." Arden escribe: "No hay nada en que él pueda intervenir. No es su trabajo, es tu trabajo. No se siente involucrado."

Y añade este consejo:

"Muéstrale un garabato."

"Explícaselo, charla con él acerca de ello, permítele usar su imaginación."

"Porque no le has mostrado la forma en que será exactamente, hay espacio para reinterpretarlo y desarrollarlo y cambiarlo conforme vas haciendo progresos."

"Trabaja junto con él, en lugar de confrontarlo con tu idea."

Y esto es la clave para mí. Cuando has guiado a tu cliente, o consumidor, o tu comunidad, a la meta junto a ti, pueden sentir que son parte del proceso. Pueden contribuir a ello. Pueden lograr que sus voces se escuchen. Y finalmente, pueden jugar un papel destacado en hacer que tu proyecto sea un éxito porque han recorrido el mismo camino junto a ti.